Ciao Marina

POP

Redes sociales

Delirios acústicos en clave pop que, paradójicamente, buscan ser el silencio en mitad del ruido. La agrupación Ciao Marina prensenta nuevo single veraniego: «Física y Química».

Ciao Marina es el dúo barcelonés formado por los primos-hermanos Alex Egido y Javier Mitjans. Tocando y componiendo juntos desde que eran niños -formaron su primera banda a la edad de 12 años- decidieron grabar su primer álbum profesional en 2017, bajo el nombre de Ciao Marina.

Este primer álbum, llamado «Delirios», obtuvo una sorprendente acogida, y de forma orgánica consiguieron hacerse un hueco en playlists como Top Virales de Spotify, con su canción insignia «Golpe de Sueños (Barcelona)».

El grupo basa su filosofía musical en la frase: «buscando el silencio en mitad del ruido». Esta frase hace referencia a que actualmente la industria musical está inundada de grandes superproducciones, y ellos buscan justamente alejarse de eso: un sonido natural y acústico, centrado en la melodía y en una lírica trabajada.

Ahora mismo Ciao Marina se encuentra trabajando en su segundo álbum de forma autoproducida. Han desarrollado el concepto Sonido Hemingway, que se basa en componer y producir de la forma en que lo hacía Ernest Hemingway con su escritura: Buscando obtener el mayor significado con los mínimos elementos posibles.

Este 22 de Abril publican «Bella Vita (Ciao)», el primer adelanto de este nuevo álbum.

Ciao Marina autoproduce sus canciones en su home-studio. La producción corre a manos de Javier Mitjans, mientras que la mezcla y el mastering se realizan en Chicago Way Studios, a manos de Charly Chicago.

El directo de Ciao Marina se basa en transformar cada una de sus canciones. Mientras que las canciones publicadas son de corte íntimo y acústico, en el live las transforman a banda completa (añadiendo batería y bajo) para convertirlo en una fiesta.

Para iniciar el verano con fuerza sacan tema en colaboración con Malmö 040. «La Última Canción», nombre que recibe el single, habla sobre la mejor medicina para el dolor de corazón: el sol. Con sus versos y melodías, este corte, es capaz de quitarnos las nubes grises de la cabeza y trasladarnos directamente al calor estival.

Malmö 040 y Ciao Marina unen fuerzas para cantar este himno veraniego, e invitan a los oyentes a disfrutarlo mientras desayunan “vitamina D con la piel al sol”. La producción corre a manos de Joan Isern (miembro de Malmö 040), que busca trasladarnos a la estación cálida y a la costa mediterránea con el sonido de las olas y las gaviotas, el slide de la guitarra eléctrica y el rasgueo pícaro de la española.

Tras este temazo los primos cogen carrerilla y sacan «Física y Química», también en el mes de junio. Esta canción es en sí una historia de amor de verano, dedicada a la pareja de uno de los integrantes del grupo. La intención del tema desde el primer acorde es transportarnos a una playa donde calentarnos al sol y donde estar sin ningún tipo de preocupación. El single fue compuesto a guitarra y ukelele, y su maqueta fue grabada en una de sus habitaciones.

Para trasladarnos completamente a este verano infinito y ansiado, los Ciao Marina escogen elementos originales y evocativos estivales, como el sonido de las cigarras, para crear un entorno de escucha idílico.

La canción empieza a 90bpm, con un beat de inspiración hip hop grabado con percusión natural, y termina a 120bpm. En esta subida de tempo, se convierte en una fiesta de verano donde también podemos escuchar las voces de sus amigos, el sonido de las copas y mucha gente cantando la pieza. Además, la composición de la letra presta gran detalle a la métrica y a las rimas, a la vez que hace referencias directas a otras grandes canciones como «Ain’t no sunshine» de Bill Withers.

Último lanzamiento

Física y Química

Verano infinito en cada acorde propuesto por la dupla. Esta pieza engarza guitarra y ukelele con elementos característicos de los meses tórridos, como las gaviotas, las cigarras o el bullicio de amigos, para sumergirnos de lleno en una historia de amor propia de unas vacaciones idílicas.

Escúchalo